Japón descubre que un tipo de luz ultravioleta logra eliminar al Covid-19

Un grupo de expertos ha desarrollado un experimento que ha mostrado que el 99,7% del cultivo viral del SARS-CoV-2 murió después de una exposición de 30 segundos a una irradiación de luz ultravioleta.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Hiroshima (Japón) ha evidenciado que el uso de luz ultravioleta C con una longitud de onda de 222 nanómetros (nm) logra eliminar “eficazmente” el SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad conocida como Covid-19.

Otros estudios que involucran este tipo de luz ultravioletas solo han analizado su potencia para erradicar los coronavirus estacionales que son estructuralmente similares al SARS-CoV-2, pero no al virus causante del Covid-19 en sí.

Ante esto, los investigadores japoneses, cuyo trabajo ha sido publicado en el ‘American Journal of Infection Control’, han desarrollado un experimento in vitro que ha mostrado que el 99,7% del cultivo viral del SARS-CoV-2 murió después de una exposición de 30 segundos a una irradiación de luz ultravioleta de 222 nm a 0,1 mW/cm 2.

Esta longitud de onda no puede penetrar en la capa externa del ojo y de la piel de las personas, por lo que los expertos han asegurado que no dañará las células vivas que se encuentran debajo. “Esto la convierte en una alternativa más segura pero igualmente potente a las lámparas que se utilizan en la desinfección de las instalaciones sanitarias”, han zanjado los investigadores.

No obstante, los expertos han destacado la necesidad de que se realice una evaluación adicional de la seguridad y eficacia de la irradiación de esta luz para matar al coronavirus en superficies del mundo real, ya que su estudio solo investigó su eficacia in vitro.

Fuente: La información

Japón descubre como eliminar el COVID-19 gracias a la luz ultravioleta de 222 nm

El tratamiento mostró que la tecnología LED de luz ultravioleta profunda es “eficaz para debilitar el coronavirus” y reduce la capacidad de infección “en más del 99%”, según el trabajo conjunto de la Universidad Miyazaki y la compañía Nikkiso Co

Un experimento conjunto entre la Universidad Miyazaki y la compañía Nikkiso Co. demostró tener éxito contra la enfermedad COVID-19, informaron el miércoles medios japoneses.

El tratamiento muestra que la tecnología LED de luz ultravioleta profunda, desarrollada conjuntamente por las instituciones, es “eficaz para debilitar el coronavirus”, según la agencia de noticias Kyodo News.

La universidad y la firma japonesa señalaron que la luz “reduce la capacidad de infección en más del 99,9%”.

Los desarrolladores afirmaron que la LED especial tiene “pocos efectos nocivos en el cuerpo humano o el medio ambiente” y se ha demostrado su eficacia contra los alérgenos.

El último desarrollo da esperanza a los investigadores en un momento en que ningún medicamento ha sido efectivo contra la infección mortal.

Según Kyodo, el experimento consiste en hacer brillar diodos emisores de luz durante 30 segundos en un cultivo líquido del virus.

“Después de dejarlo durante tres días, el equipo descubrió que la capacidad de infección del virus se redujo en más del 99.9%”, resaltó la universidad.

El instituto afirmó que los LED serían útiles para prevenir infecciones masivas en los hospitales.

“Junto con lavarse las manos y usar ropa protectora, debemos combinar varios artículos para restaurar la vida normal. Espero que esto ayude”, resaltó Hiroko Inagaki, profesor asistente de la Facultad de Medicina de la universidad.

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una afección respiratoria que se puede propagar de persona a persona. Se identificó por primera vez en un brote en Wuhan, China, en diciembre pasado y se ha extendido a cerca de 213 países y territorios.

La Organización Mundial de la Salud declaró el brote como una pandemia global el 11 de marzo.

De más de 5,7 millones de casos que han sido confirmados, más de 2,4 millones se han recuperado, mientras que las muertes superan las 355 mil, según los datos recopilados por Worldometer, considerado uno de los mejores sitios web de referencia para seguir las estadísticas de la pandemia.

Las naciones donde más víctimas ha dejado el coronavirus son: Estados Unidos, con más de 100 mil; Reino Unido, con más de 37 mil; Italia, con más de 33 mil muertos; Francia, con más de 28 mil y España, con más de 27 mil.

En Latinoamérica, la lista de personas fallecidas por COVID-19 la lidera Brasil, con más de 24 mil fallecidos. Le sigue México, con más de 8 mil; Perú, con más de 3.700 y Ecuador con más de 3.200 muertes.

A pesar del creciente número de casos, la mayoría de las personas infectadas sufre solo síntomas leves y se recupera.

Fuente: TRO Español

Qué es el ozono y como ayuda a mejorar la calidad del aire

El ozono (O3) es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno, formada al disociarse los dos átomos que componen el gas oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno gaseoso (O2), formando moléculas de ozono (O3).

A temperatura y presión ambientales, el ozono es un gas que desprende olores fuertes (similar al de los mariscos en estado de descomposición avanzado) y generalmente sin coloración, pero en grandes concentraciones puede volverse ligeramente azulado. Si se respira en grandes cantidades puede provocar una irritación en los ojos o la garganta, la cual suele pasar después de respirar aire fresco y rico en oxígeno durante algunos minutos.

El ozono es el primer alótropo de un elemento químico que fue identificado por la ciencia. En la actualidad no se conoce bien quién lo descubrió originalmente, siendo varios los candidatos. Varios estudios apuntan a que fueron los químicos Charles Fabry y Henri Buisson quienes descubrieron en 1913 la capa de ozono.

En 1785, el químico holandés Martinus van Marum notó un olor extraño mientras estaba llevando a cabo experimentos con chispas eléctricas por encima del agua, que atribuyó a las reacciones eléctricas, sin darse cuenta de que en realidad había creado ozono. Medio siglo más tarde, Christian Friedrich Schönbein percibió el mismo olor acre y lo reconoció como el olor que se apreciaba a menudo en las tormentas eléctricas después de la caída de un rayo. En 1839, logró aislar el compuesto gaseoso y lo llamó «ozono», de la palabra griega ozein (ὄζειν), ‘tener olor’​ Por esta razón, generalmente se acredita a Schönbein como el descubridor del ozono. La fórmula para el ozono, O3, no fue determinada hasta 1865 por Jacques-Louis Soret​ y confirmada por Schönbein en 1867.

Durante gran parte de la segunda mitad del siglo XIX y hasta bien entrado el siglo XX, el ozono se consideraba un componente saludable del medio ambiente por los naturalistas y asilos de salud. La localidad de Beaumont, California, tuvo como lema oficial «Beaumont: Zona de Ozono», como evidencian las postales y el encabezamiento de las cartas de la Cámara de Comercio. Los naturalistas que trabajaban al aire libre a menudo consideraban las elevaciones más altas beneficiosas debido a su contenido de ozono. «Hay una atmósfera muy diferente [en la cota más alta] con suficiente ozono para sostener la energía necesaria [para trabajar]», escribió el naturalista Henry Henshaw, trabajando en Hawái. El aire marino se pensaba que era más saludable por su contenido de ozono; pero el olor que da lugar a esta creencia es, de hecho, la de los metabolitos de las algas halogenadas.

Incluso Benjamin Franklin pensaba que la presencia del cólera estaba relacionada con la deficiencia o falta de ozono en la atmósfera, una opinión compartida por la Asociación Británica de Ciencia (British Science Association, entonces conocida simplemente como British Association).

Fuente: Wikipedia

¿Cómo funciona un purificador de aire y para que sirve?

Un purificador de aire es un dispositivo que elimina los elementos contaminantes, tales como: tóxicos, humo y partículas presentes y/o suspendidos en el aire. Los purificadores de aire para uso residencial se comercializan alegando poder ser beneficioso contra alergénicos, personas con asma, dermatitis atópica, sensibilidad química múltiple, encefalopatía miálgica, problemas cardiovasculares, etc. Los purificadores de aire de calidad comercial se fabrican como una pequeña unidad autónoma, por lo tanto unidades más grandes se pueden colocar en una unidad controladora de aire (UCA) o a una unidad de aire acondicionado que se encuentra en las industrias médicas, comerciales e industriales.

El polvo, polen, caspa de mascotas, esporas de moho, los ácaros del polvo y las heces pueden actuar como alergenos, provocando alergias o problemas más graves y serios en personas sensibles. Las partículas de humo y los compuestos orgánicos volátiles (COV) pueden suponer un riesgo para la salud.

La exposición a diversos componentes tales como COV aumenta la probabilidad de experimentar síntomas del síndrome del edificio enfermo. Además, con el adelanto de la tecnología, purificadores de aire son cada vez más capaces de captar un mayor número de bacterias, virus y partículas de ADN. Los purificadores se utilizan para reducir la concentración de estos contaminantes que se encuentran en el ambiente y son muy útiles e incluso imprescindibles para las personas que sufren de sensibilidad química múltiple, alergias y asma; estudios tecnológicos y científicos están descubriendo que la mala calidad del aire es un factor contribuyente a algunas formas de cáncer, enfermedades respiratorias, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras infecciones pulmonares. También reducen la necesidad de mantener la limpieza en las habitaciones y áreas de frecuente limpieza. Los Purificadores de aire utilizan una baja cantidad de energía eléctrica, provocando una pequeña suma de gastos y efecto ambiental.

Fuente: Wikipedia

Técnicas de purificación

Varios procesos diferentes de variable eficacia pueden utilizarse para purificar el aire. Diferentes procesos pueden quitar diferentes contaminantes, así que hay ventajas en el uso más de un proceso en un purificador.

Irradiación

La Irradiación germicida ultravioleta -IGUV puede utilizarse para esterilizar el aire que pasa por lámparas UV mediante el aire forzado. Los sistemas IGUV de purificación de aire pueden ser unidades libres con lámparas UV blindadas que usan un ventilador para forzar aire que ya pasó por la luz ultravioleta.

También se ha comprobado que la luz UVG produce ozono el cual no es sano para la salud de las personas, por lo que es importante pase antes por un.

Iones

En cuanto a los iones ya existen estudios comprobados de que generan ozono y pueden dañar la salud de las personas, no importando si son iones positivos o negativos, tal y como lo explica la EPA (Enviromental Protection Agency) en su libro del cual colocamos una liga en la bibliografía.

Filtros

La Purificación basado en el filtro atrapa partículas aerotransportadas por la exclusión de su tamaño. El aire es forzado a través de un filtro y partículas son físicamente capturadas por el filtro. Los filtros HEPA quitan al menos un 99,97 % de partículas de 0,3 μm y son generalmente más eficaces para partículas que son más grandes, pero son ineficaces para partículas más pequeñas de 0,01 μm. En ambientes polvorientos, un filtro HEPA puede ir detrás de un filtro convencional de fácil limpieza (prefiltro), que quita las impurezas mayores para que el filtro HEPA necesite limpieza o sustitución con menos frecuencia. Los filtros HEPA no generan ozono o subproductos perjudiciales. Los filtros HVAC en MERV 14 o más, son los mejores para eliminar partículas aerotransportadas de 0,3 μm o mayores. Un filtro de alta eficiencia MERV 14 tiene una tasa de captura de por lo menos el 75 % para partículas entre 0,3 a 1,0 μm. Aunque la tasa de captura de un filtro MERV es inferior de un filtro HEPA, un sistema de aire central puede mover significativamente más aire en el mismo periodo de tiempo. Usando un filtro MERV de alta calidad puede ser más eficaz que hacerlo mediante una máquina HEPA de alta potencia a una fracción de los gastos de capital inicial. Lamentablemente, la mayoría de los filtros de horno, son colocados en su lugar un sello hermético, lo que permite que el aire pase alrededor de los filtros. Este problema es peor para los filtros MERV de una mayor eficiencia por el aumento de resistencia del aire. Los filtros MERV de mayor eficiencia son generalmente más densos y aumentan la resistencia del aire en el sistema central, que requieren una mayor caída de la presión de aire y, en consecuencia, aumentando los costos de energía.

Carbón activado

El carbón activado es un material poroso que puede absorber sustancias químicas volátiles sobre una base molecular, pero no elimina partículas más grandes. El proceso de absorción cuando se utiliza carbón activado debe alcanzar equilibrio, por lo tanto, pueden ser difícil de eliminar completamente los contaminantes. Es simplemente un proceso de cambiar contaminantes de una fase gaseosa a una fase sólida, cuando pueden generarse contaminantes agravados o alteraciones en el aire en interiores orígenes. El carbono activado puede utilizarse a temperatura ambiente y tiene una larga historia de uso comercial. Normalmente se utiliza junto con otra tecnología de filtro, especialmente con HEPA. Otros materiales también pueden absorber los productos químicos, pero al coste más elevado.